Todos los horarios
THOMAS EDISON

THOMAS EDISON

Thomas Alva Edison fue un inventor estadounidense. Sus más de mil inventos le acarrearon fama y fortuna, y lo convirtieron en el inventor más famoso de la historia moderna.

Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847 en Milan, Ohio. Hijo de Samuel Edison y Nancy Matthews. Edison habría de relatar, siendo adulto, que en alguna ocasión su madre lo defendió de un profesor que aseguraba que era un inútil, respondiendo que él estaba para grandes cosas. Aquel episodio lo marcó de por vida, pues se prometió a si mismo que trabajaría arduamente para demostrar que su madre tenía razón y llenarla de orgullo. 

 

 

 

Fue así como se entregó profundamente a sus estudios, leyendo todo lo que cayera en sus manos, investigando por su propia cuenta y experimentando con los conocimientos aprendidos. Se dice que no pasaba de los diez años cuando ya había leído las obras de Green Parker y de Newton. Lo que es seguro es que desde chico le nació una creciente pasión por la física y la mecánica y en consecuencia por inventar mecanismos que ayudaran a realizar con mayor facilidad todo tipo de tareas.  Algunos de sus primeros experimentos tuvieron malos resultados y llegaron a costarle incluso perder sus primeros trabajos.

“El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración“ -Thomas Edison

Luego de vender diarios, obtuvo un empleo como telegrafista y posteriormente como operador de la “Western Union”. En 1869, a los veintidós años de edad, patentó su primer invento, un sistema mecánico para emitir el voto electoral que no fue utilizado ya que podía facilitar algún fraude electoral. Asentado en Menlo Park, Nueva Jersey, decidió dedicarse a la investigación científica y a la invención. Así lo hizo, y en poco tiempo creó una serie de intentos que mejoraban el servicio telegráfico. Sin embargo, el inventó que lo volvió famoso fue el Fonógrafo, el cual patentó en 1877 y causó el asombro de la gente, quienes lo llamaban a menudo “El Mago de Menlo Park”. Su venta del Telégrafo Cuádruple a la “Western Union” le proporcionó los fondos suficientes para construir un laboratorio en el cual desarrolló la mayoría de sus grandes inventos.

La capacidad inventiva de Edison lo llevó a incursionar en diversos campos y a desarrollar cientos de inventos, desde el antecesor del cinematógrafo (“Quinetoscopio”) hasta el perfeccionamiento de la lámpara incandescente  (comúnmente atribuida a él por error).

Edison murió en 1931 convertido en una celebridad internacional. Ha sido acusado en muchas ocasiones de plagiario y de haber robado algunos de sus inventos. Además son conocidas algunas de sus tácticas poco éticas para desprestigiar los inventos de otros científicos, como la financiar la invención de la silla eléctrica a los fines de desprestigiar la Corriente Alterna de Nikola Tesla. Más allá de las polémicas, resulta innegable el gran aporte de Thomas Edison a la ciencia y sus aplicaciones a la vida cotidiana,  y su gran influencia sobre cientos de inventores posteriores.

Imagen: Shutterstock