TERREMOTOS

Afirman que el hombre puede generar terremotos con su actividad

Llamamos terremoto al temblor que se produce cuando las placas terrestres se sacuden de forma brusca, liberando la energía acumulada en forma de ondas sísmicas. A raíz de este movimiento pueden ocurrir desplazamientos de la corteza terrestre, tsunamis, y activaciones volcánicas.

A lo largo de la historia, el hombre ha tratado de explicar la violencia de estos desastres. Ahora sabemos que no todos los terremotos ocurren por causas naturales: muchos son causados por la actividad humana.

Una de las primeras constataciones de la incidencia humana en la generación de terremotos tuvo lugar en Denver, E.E.U.U., en la década del 60, donde se produjeron una cantidad inusual de sismos luego de que el suelo fuera inyectado con desechos militares.

El geólogo Richard Davies, profesor en la Universidad de Newcastle, explica que cuando se inyectan grandes cantidades de líquidos en la tierra, se lubrica y reduce la fricción en las fallas naturales, y por esta razón las fallas se desplazan generando los temblores.

El profesor, experto en energía, explica también que las principales actividades generadoras de sismos son: rellenar un embalse con agua, inyectar residuos líquidos, la minería, la extracción de energía geotermal, el fracking y los métodos convencionales de obtención de gas y petróleo. Aunque numerosos estudios especializados confirman la relación entre determinados métodos de explotación de recursos y el significativo aumento de terremotos registrados, los principales beneficiarios económicos de estos emprendimientos insisten en que se trata de un fenómeno producido por causas naturales. En los próximos años se podrá responder la dolorosa pregunta: si la codicia de unos pocos está empujando a la humanidad a su aniquilación. 


FUENTE: BBC

Imagen: Shutterstock