Todos los horarios
HISTORY CELEBRA

Buenos Aires, miles de destinos en un solo lugar

Foto:Shutterstock

Si buscas una manera no tradicional de comenzar a recorrer Buenos Aires, comienza por el páramo verde de la ciudad: una zona de parques y plazas instalada en medio del bullicio ciudadano, conocida como “los Bosques de Palermo”. Allí encontrarás el Rosedal, punto de encuentro de jóvenes porteños durante el día de los enamorados y el día del estudiante. Este hermoso paisaje de glorietas y puentes,es obra del arquitecto Carlos Thays. En el centro del bosque encontrarás el planetario Galileo Galilei, inaugurado en 1967. Su cúpula tiene 20 metros de diámetro, y sobre ella pueden reproducirse hasta 8900 estrellas fijas, constelaciones y nebulosas.Toda esta zona se puede recorrer por una bicisenda que bordea elzoológico,pudiendo apreciar desde la calle los techos de las jaulas de elefantes, flamencos y tigres; todas hacen referencia al origen particular de cada uno de estos animales.

Moviéndose unas cuadras hacia el sur, en la Plaza Carlos Thays(donde antiguamente se montaba un parque de diversiones) se observan particulares figuras artísticas del artista colombiano Botero, y a lo lejos el Palais de Glace acompañado del Centro Municipal de Exposiciones, donde se efectúan múltiples muestras comerciales y culturales.

Continuando tu recorrido hacia el sur, llegarás a la estación de trenes más antigua de la capital: Retiro, emplazada frente al monumento a la Torre de los ingleses y en diagonal a La plaza San Martín, cuyas verdes lomas ostentan el monumento que rinde homenaje a los soldados caídos en la Guerra de Malvinas de 1982.Enfrente verás la calle peatonal Florida, un atractivo paseo de compras por el que circulan diariamente miles de personas que trabajan en el microcentro porteño.

A pocas cuadras, avanzando por la Av. Leandro Alempodrás tomar fotos de la Casa Rosada, edificio palaciego conocido por su exterior de color rosa, que alberga la oficina presidencial argentina. Está situada en la Plaza de Mayo, escoltada por la Catedral Metropolitana y el Edificio de control impositivo del país, la AFIP. La Casa Rosada no siempre fue el edificio más importante de la plaza, ya que aquí también se sitúa el históricamente emblemático Cabildo.

No dejes de visitar el Teatro Colón, una hermosa ópera construida a pocas cuadras de la Plaza de la República, lugar donde está emplazado el Obelisco de Buenos Aires.

De vuelta en el autobús sin techo, irás al barrio marítimo de Puerto Madero, uno de los barrios más antiguos de la ciudad, de camino a San Telmo. Admira la bien conservada arquitectura colonial, y que no te sorprenda la posibilidad de ver un espectáculo de tango improvisado en la Plaza Dorrego.

Cuando llegues a La Boca (el barrio creado por inmigrantes italianos) empápate del colorido ambiente de los edificios de la calle principal, el “Caminito”. Baja del autobús para apreciar el trabajo exhibido de los artistas locales, y aprovecha para dar un paseo por la calle peatonal.

Más adelante se erige el Museo de Arte, Ciencia y Tecnología que posee importantes obras artísticas de Antonio Verdi y Frida Kahlo.

Tu visita a Buenos Aires no estará completa hasta degustar la especialidad del país: el asado. Para esto, es ineludible visitar una parrilla en San Telmo, coronando un cierre perfecto para tu estadía en esta multifacética ciudad.