Todos los horarios
HISTORY CELEBRA

Caminito

Foto:Shutterstock

Caminito es una pequeña calle, por donde pasaba una antigua vía del ferrocarril. Calle famosa hasta en las letras de los tangos, es el rincón más popular del barrio de la Boca. Su nombre se debe a la famosa canción con ese nombre, escrita por el músico de Tango JUAN DE DIOS FILIBERTO.

A principios del siglo XX, Buenos Aires, recibió una gran cantidad de inmigrantes, muchos de ellos originarios de Italia. Muchos de ellos tenia experiencia como marinos o changarines y por eso terminaron trabajando en el puerto de la ciudad y vivían en la zona de La Boca, en los llamados conventillos. Eran casas de chapa acanaladas habitadas por varias familias diferentes y tenían que utilizar sectores comunes como baños y cocinas.

Según la leyenda urbana, muchos de los inmigrantes se traían los restos de pinturas que sobraban de los barcos y con eso iban pintando sus casas. Como eran restos, cada parte de la casa quedaba de un color diferente.En la antigüedad fueron símbolo de pobreza y mal gusto.

Esta característica se convirtió en algo tan pintoresco que todo mucha gente comenzó a visitar la zona, y como donde hay movimiento de gente suelen aparecer los primeros vendedores ambulantes, luego artistas y pintores que vendían sus obras basadas en estos conventillos de colores en el mismo lugar de donde tomaron su inspiración.Los fines de semana hay decenas de puestos de artesanías y de cuadros que intentan plasmar algo del espíritu de esta calle. También Parejas que bailan tango “a la gorra”. Por eso en En 1959 fue declarado Museo a Cielo Abierto, ya que allí se reúnen muchos artistas para exponer sus obras. En la actualidad suelen ser talleres de pintura y arte en general, bares o museos, pero antiguamente eran las casas de los inmigrantes

A unos metros de caminito se encuentra el El Museo Quinquela Martín. Quinquela Martín fue uno de los pintores que mejor retrató la vida en el barrio y el duro trabajo de los inmigrantes en el puerto en sus dos pisos se pueden recorrer sus pintorescas obras, muy cargadas de colores y de rasgos crudos en la cara de sus personajes.

La visita a Caminito –también la recorre el bus turístico de Buenos Aires. Si bien el barrio de La Boca tiene la fama de ser un lugar “peligroso” de la ciudad, en caminito hay muchos efectivos de la seguridad como para que todos los visitantes se sientan tranquilos.